EL ARCHIVO FOTOGRÁFICO
DE NILS BONGUE
Y JAN BARTELSMAN


Rolleiflex
COLOMBIA
1954 - 1958


LAS FOTOGRAFÍAS

Nils BongueJan Bartelsman
Nils Bongue y Jan Bartelsman, Cali, Colombia, c.1955

English

Esta selección de fotografías proviene de un archivo de negativos tomados entre 1954 y 1958. Para explicar su origen, son necesarios ciertos datos personales. Llegué a Colombia, desde Chile, en 1953, llamado por un pintor holandés, Jan Bartelsman, con quien había compartido tareas en una publicación cultural y galería de arte, y que creía que yo tenía posibilidades de trabajo interesantes. Ya establecido en Cali, compré una cámara Rolleiflex, monté mi cuarto oscuro y aproveché días festivos y vacaciones para viajar por el país y tomar fotos. Como parte de su trabajo, Jan viajaba con frecuencia a Buenaventura y con mi cámara tomó todas las fotos que de ese puerto y ciudad quedaron negativos en mis archivos.

En principio, el objetivo de la fotografía es registrar la realidad en medios más permanentes que la fugaz visión que de ella podemos captar con nuestros ojos. Esto es válido cuando opera en forma automática, pero cuando es un ser humano quien decide cuándo y cómo disparará la cámara, ya esa realidad que se documenta es relativa o parcial. Además, lo registrado por la máquina puede ser manipulado sin dejar huellas, de modo que el producto final es, en cierta forma, virtual.

Hay docenas de campos de índole práctica en los que lo más importante es la fidelidad documental. Pero hay otros en los que el fotógrafo puede intervenir, recombinando los recursos técnicos que tiene o inventa, enfatizando aquí, descartando allá, para lograr la foto definitiva. Es inevitable que toda intervención, empezando por la escogencia de lo fotografiado, refleje los propósitos y preferencias del fotógrafo.

En este caso, nosotros proveníamos de entornos sociales y culturales muy distintos, y esto explicaría nuestro interés por conocer más el país al que habíamos llegado, y mostrarlo en fotos. El tiempo se encargó de darles un valor testimonial, de mostrar en un futuro ya presente, lo que en su momento nos parecía digno de ser recordado. En el fondo, para eso es que existen los fotógrafos.

Nils Bongue, Cali, diciembre 2014.